Thursday, February 23, 2006

Fiery Furnaces @ State Theatre, St. Pete


Despúes de Of Montreal la noche anterior y un día de trabajo desde las 9 de la mañana se venía un nuevo concierto, esta vez en St. Pete (St. Pete es la ciudad que está al lado de Tampa, son como una sola y están unidas por tres larguísimos puentes). Era el turno de los Fiery Furnaces, banda que conocí gracias a la BBC, con ese memorable single llamado Tropical Ice-Land, por ahí por el 2004. Of Montreal había dejado la vara alta la noche anterior. Para ser sincero no me había creado tantas expectativas, a pesar de que el EP que lanzaron el 2005 es sencillamente grandioso, sin embargo su último disco es un "mess" donde cada canción parece estar compuesta de tres canciones diferentes. Varios sitios especializados destrozaron el disco, y la verdad es que es bastante dificil de digerir. En resumen, esperaba que tocaran más canciones del anterior disco Blueberry Boat y del magnífico EP. Llegamos temprano, el State Theatre no estaba sold out, y tomamos ubicación en primera fila, al frente, al lado de la banda. Abrió Deadboy and The Elephantmen, un dúo (guitarra y batería) muy a la White Stripes, pero más melódicos diría yo. Habrán tocado poco más de media hora y me agradaron bastante (la batera es una mina que sorprende por la energía que despliega). Al rato salieron los Fiery Furnaces, sabía que son un dúo, pero salieron acompañados por un bajista y un batero (no keyboards esta vez, ya me parecía extraño porque muchas de las canciones del EP tienen keyboards). A todo esto iba decidido a comprarme una polerilla y aprovechando que encontré una que me gusto harto, me la compré. Volviendo al concierto, como estaba en primera fila, traté de ver el tracklist que tiraron al piso, y se me hacía difícil encontrar los nombres de las canciones que andaba buscando. Cuento corto, la banda rockea en vivo, mucho más que en los discos, la mina canta aceleradísima y tiene una voz muy particular. Lo negativo los primeros 35 minutos del concierto se los dedicaron a canciones del último disco, y aunque son extremadamente prolijos en la ejecución, las canciones son demasiado enredadas, saltando de una melodía a otra, y cuando parece que va a agarrar el camino correcto, otra vez volvemos al enredo. Sin embargo, la última parte del concierto fue memorable donde realmente destacó Single Again, la tremendísima Here Comes The Summer (himno del road trip a Viña el verano pasado..o no Marco?), la también notable Evergreen, y además Blueberry Boat. Para el encore dejaron canciones de su próximo nuevo disco, donde Waiting to Know You me dejó con la boca abierta (hoy conseguí el Mp3 y es muy buena). Finalmente como estaba en primera fila Eleanor la vocalista (Eleanor put your boots on, la canción de Franz Ferdinand es para ella) se acercó y me regaló el bendito tracklist que había tratado de leer todo el maldito concierto. ¿Se habrá dado cuenta? No creo pero igual un gran souvenir.

2 comments:

Yo... golondrina... said...

Gran souvenir y gran anécdota.
Debemos conversar Rocha... hay una crónica de un más que memorable conciertazo de U2 y Franz Ferdinand que hay que comentar.
Besotes

Kidsmoke said...

si recuerdo compadre...claro ke tuve ke bajarla para recordar mejor. tremendo temon.